DHCP: qué es, en qué casos es bueno activarlo, y cómo hacerlo

#Etiquetas

¿Qué es DHCP y cómo funciona? Ventajas y desventajas del protocolo DHCP.

Si hay que atribuir la facilidad con la que conectamos nuestros equipos como routers, hubs y conmutadores a la Internet es por una razón muy simple, es gracias a Dynamic Host Configuration Protocol (Protocolo de Configuración Dinámica de Host) o más comúnmente conocido como DHCP.

Es por eso, que hoy te contaremos todo lo que necesitas saber sobre este protocolo de configuración, sus ventajas y desventajas, así como qué hacer para activarlo fácilmente.

¿Qué es el DHCP?

El Protocolo de Configuración dinámica de Host (DHCP) consiste en un protocolo de configuración que existe entre un una red cliente/servidor que se encarga de la asignación de forma dinámica de direcciones IP y otros parámetros necesarios para la configuración de la red en cada uno de los dispositivos vinculados a esta.

Qué es el servidor DHCP? -

Desde su llegada definitiva fue en 1997, este protocolo se ha mantenido como un método indispensable que permite garantizar la unión a las diferentes redes y su correcta configuración de múltiples dispositivos.

Su implementación llegó a partir de BOOTP., un protocolo de arranque empleado a inicios de los años 90. Este representaba la mejor manera de completar información de clientes, aunque se debía a un proceso meramente manual. Dada que era la única forma de realizarse, al ser manual generaba múltiples errores, por lo que no lograba recuperar independientemente la dirección IP de cada cliente.

Para solventar esta situación, el DHCP apareció, permitiendo mejorar el rendimiento y estabilidad de las conexiones y logrando así las primeras automatizaciones.

¿Cómo funciona el DHCP?

El protocolo DHCP regula la forma en cómo un cliente DHCP obtiene una dirección IP válida y el orden correcto. Su funcionamiento se basa en asignar:

  • La dirección IP única.
  • Máscara de subred.
  • Dirección de puerta de enlace predeterminada.
  • Dirección del servidor de nombre de dominio (DNS).
  • Configuración proxy por WPAD (Web Proxy Auto-Discovery Protocol)

Asignación de direcciones IP: Estática, Automática y Dinámica

En cuanto a la asignación de direcciones IP, el protocolo DHCP es capaz de asignar de tres maneras diferentes las direcciones IP, siendo estas: Estática, Automática y Dinámica.

  • DHCP estático: Es el método empleado al momento de controlar la asignación de IPs a cada cliente para evitar la conexión de otros clientes no identificados.
  • DHCP automático: Se utiliza para establecer una IP a un equipo cliente cuando hace la solicitud al servidor DHCP por primera vez y que es mantenida hasta que se libera.
  • DHCP dinámica: Permite la volver a utilizar las direcciones IP, por lo que el administrador sólo debe establecer el rango de direcciones a emplear, teniendo cada dispositivo conectado a la red configurado para solicitar su dirección IP al servidor al momento de realizar la conexión, siéndole asignada una disponible para acceder.

Ventajas y desventajas del protocolo DHCP

Como todo protocolo de configuración automatizado, éste cuenta con algunos beneficios y contras según qué situación. A continuación te los mostramos:

Ventajas de DHCP

  • Sólo se debe configurar el servidor para que asigne un rango de direcciones IP a los clientes.
  • Fácil configuración.
  • Facilita el seguimiento y supervisión de las direcciones IP, ya que son controladas por el servidor.
  • Permite asignar direcciones IP de forma automática en redes con múltiples usuarios.
    Desventajas de DHCP
  • Se debe configurar los DNS de forma independiente para indicar las direcciones IP en caso de requerir.
  • Cuando existe una falla en el servidor DHCP, los dispositivos renovarán su dirección IP, interrumpiendo la conexión e impidiendo su funcionamiento.
Ventajas y desventajas del protocolo DHCP
Ventajas y desventajas del protocolo DHCP

¿En qué caso es bueno activar el DHCP?

Dependiendo de qué situación, activar el servidor DHCP puede resultar provechoso. Lo más recomendable es utilizarlo cuando se cuenta con una cantidad alta de dispositivos conectados a la red. De esta forma, será posible:

  • Evitar el desplazamiento del administrador de la red, por lo que es posible realizar el cambio de configuración del administrador de red directamente desde el servidor DHCP y no tener que realizarlo desde cada equipo.
  • Permite que los nuevos clientes puedan solicitar al servidor una dirección IP para integrarse a la red de forma sencilla y rápida.
  • Se basa en un modelo cliente/servidor.
  • Evita los errores por IPs repetidas, ya que el propio servidor DHCP evita que existan estos conflictos.
  • Centraliza las direcciones IP para mantener un control de las redes, su configuración y estatus.

¿Cómo activar DHCP en Windows 10?

Para activar el DHCP en ordenadores que cuenten con Windows 10 basta con:

  • Ir a la página de configuración del sistema desde el menú inicio o presionando las teclas Win+I.
  • Clic en el apartado Red e Internet.
  • Ir a Estado y luego en Cambiar opciones del adaptador.

Como activar DHCP en Windows 10

  • Clic derecho sobre tu conexión y accede a Propiedades.
  • Busca la opción Protocolo de Internet y haz doble clic en Protocolo de Internet versión 4.

Protocolo de Internet versión

  • Ahora puedes elegir entre tener una dirección IP automática o usar una determinada.

Como activar DHCP en Windows 10-3

Según sea tu caso, te convendrá más o no desactivar el protocolo DHCP. Por ejemplo, desactivar los DNS automáticos y configurarlos manualmente es posible acelerar la resolución y la velocidad de conexión, además de evitar algunas limitaciones de los operadores de Internet.

DHCP en routers

Seguramente habrás notado que tu router cuenta con este protocolo de configuración, por lo que en más de una ocasión te habrás preguntado, ¿en qué me beneficia? A continuación te comentamos.

En todos los router, el protocolo DHCP se encuentra activado por defecto, sobre todo en los equipos que distribuyen los operadores de telecomunicaciones. Esto permite que la conexión de los dispositivos a la red sea mucho más sencilla, sobre todo porque la asignación de direcciones IP es más rápida y fluida, ayudando al usuario en la configuración.

Ahora, puedes notar que como ventajas destacan:

  • Menor tiempo de configuración.
  • Conexión de equipos es automática.
  • Simplifica la configuración de la red, bien sea mediante un cable de red o WiFi.

Sin embargo, también tiene sus desventajas, pudiendo:

  • Presentar algunas fallas en la seguridad, ya que cualquier usuario tendrá una dirección IP apenas se conecte, facilitando que algún intruso pueda acceder al servidor.
  • Dificulta la identificación de los dispositivos en la red y su configuración de servicios para abrir o cerrar puertos.

En este sentido, lo más recomendable es mantener el DHCP activo. En cualquier caso, si deseas darle un nivel más alto de seguridad, puedes optar por desactivar este protocolo y asignar las direcciones IP manualmente para los usuarios de cable de red y WiFi, así como el rango de estas.

 

FUENTE: https://urbantecno.com/

Publicado por Willennys Martínez en Tecnología . 

Otras publicaciones 

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar